Atya gabonensis

La Atya gabonensis o “Gamba filtradora” es  un tipo de gamba que pertenece a la familia Atyidae y es del orden Decapoda. Cabe destacar que bajo el nombre de Atya gabonensis se incluyen una gran variedad de gambas como por ejemplo la Atya africana. En estado salvaje se puede encontrar en África Occidental y en la costa Atlántica de América del Sur. Vive en ríos y lagunas. Tiene una forma cilíndrica aunque su cola es más ancha que el resto del cuerpo. Tiene tres pares de  patas con una terminación puntiaguda. Lo que hace peculiar a esta gamba es el par de patas que tiene modificadas con una terminación en forma de “abanico” que le permite capturar las partículas que hay en el agua y de las cuales se alimenta. Por eso se la conoce como gamba filtradora.

Su coloración en algunos casos es bastante variada, aunque las más común es un tono azulado con ciertos matices rojos. Aun así, se la puede encontrar desde un color marrón oscuro hasta un gris claro o incluso blanco. Cabe destacar que si sufre un cambio de color rápido a un tono blanquecino, quiere decir que la calidad del agua no es buena y que puede llegar a morir si no se remedia rápidamente.

En cuanto a la diferencia sexual, las hembras son de un tamaño más pequeño (unos 10 cm) mientras que los machos suelen ser más grandes (12 cm aproximadamente). Además, el primer par de patas sin abanicos es bastante más ancho en los machos. Por otro lado, el exoesqueleto en la zona del vientre es más ancho en las hembras ya que debe acoger los huevos. Para ser un invertebrado es una especie muy longeva, ya que en acuarios puede alcanzar fácilmente los 5 años de vida e incluso superar esa cifra.

Comportamiento

Es una especie totalmente inofensiva, incluso para otros invertebrados más pequeños que ella. También es totalmente inofensiva con peces, tanto grandes como pequeños. Además, suele ser muy tímida y le gusta esconderse en cuevas o entre las plantas. No es aconsejable mantenerla junto a peces de fondo, no porque le puedan atacar, sino porque estos son más rápidos y pueden dejarla sin alimento.

Compatibilidad

Puede convivir junto a cualquier tipo de invertebrado o pez que no sea territorial o agresivo. Debido a que la Atya gabonensis puede alcanzar los 15 cm para mantener dos ejemplares lo ideal es hacerlo en un acuario no menor de 40 litros. Si decidimos mantenerla junto a peces de fondo, deberemos controlar atentamente que estos no le roban la comida.

Acuario

No requieren un cuidado dedicado especialmente para ellas, por lo que son ideales para estar en un acuario comunitario superior a 40 litros. La única recomendación es que el acuario tenga una zona bien plantada ya que le gusta tener zonas para esconderse y así evitar que se estrese por los demás peces.

Alimentación

Es una especie omnívora. Principalmente se alimentan de las partículas que circulan por el agua del acuario, así que el filtro deberá generar una cierta corriente para que las partículas puedan moverse y que así pueda atraparlas mediante sus pinzas con “abanicos”. En caso de que el agua no tenga suficientes partículas para poder alimentarse, comerá cualquier tipo de comida para peces de fondo como pastillas o restos de comida que caen al fondo del acuario y no son ingeridos por el resto de peces.

Reproducción

Es una especie muy complicada de reproducir en cautividad, ya que las crías atraviesan diversos estados larvarios con metamorfosis sucesivas hasta alcanzar un estado de post-larva. Hasta llegar a dicho estado viven de forma bentónica. Es necesario contar con agua salobre y agua salada para poder conseguir la reproducción de esta especie.

Parámetros Ideales

  • Temperatura – 20/28º.
  • pH – 6.5/7.5º.
  • GH – 5/20 dGHº.

Daniel Author

No description.Please update your profile.

View all post by Daniel