5 consejos para una preboda perfecta

Imaginar que una tarde, sobre las 19:30 de un julio cualquiera, estáis paseando por un bosque hermoso y tranquilo, hablando de vuestras cosas, mirandoos como el primer día, sintiendo vuestros besos. Os sentáis en el suelo, al lado de un árbol, os reís, hacéis planes de futuro, os apoyáis el uno en el otro y dejáis que pasen los minutos mirando la puesta de sol. Al día siguiente, todavía con la resaca de haber vivido un momento especial ayer, descubrís que alguien ha tomado fotos, sin saberlo, y ha capturado todos esos instantes con naturalidad. Para mi eso es una Preboda perfecta. 

Conseguirlo sin tener que actuar como un espía quizá sea más difícil, pero no imposible. Por ello voy a dar 5 consejos a los novios para conseguir esa preboda soñada.

1 – Estar más enamorados que nunca

Parece una obviedad, pero ese día tenéis que estar locos el uno por el otro. Si el día anterior hacéis una cena romántica o veis el “diario de Noa”, cualquier cosa puede ayudar para que vuestros besos y miradas sean más naturales y sentidos. Recordar que es un momento único, y que querréis tener el mejor recuerdo, conviene por tanto que también lo sintáis como único. No vayáis a la sesión estresados o con algún problema en la cabeza, es preferible hablar con el fotógrafo y cambiar la cita. Si quiere sacar lo mejor de vosotros lo entenderá.

 2 – No obsesionarse con la localización

Queremos llegar tranquilos a la sesión y que las cosas surjan con naturalidad. Por ello es preferible entornos tranquilos, sin gente mirando, sin prisas. Es conveniente no obsesionarse con el espacio ya que no es lo importante. Lo principal sois vosotros, vuestros gestos, vuestras miradas, y para que eso funcione el espacio tiene que ser secundario. La naturaleza da infinidad de posibilidades y a veces el lugar más ordinario, sumado al sol, puede dar un resultado muy hermoso.

3 – Olvidaros de la cámara

Quizá lo más difícil pues la cámara está ahí. Simplemente hablar de vuestras cosas, recordar alguna anécdota de vuestros primeros días de novios, preparar la boda, o simplemente apoyaros el uno en el otro y escuchar vuestras respiraciones. Relajaros y os olvidareis del fotógrafo.

4 – Ropa cómoda e informal 


Muy importante no experimentar ese día con una ropa que pueda resultar incomoda. Algo que os encante, informal y cómodo, aunque no esté nuevo, es mucho mejor pues os da confianza y os evita preocuparos de si esa ropa me marca esto o aquello. Evitar camisetas con logotipos muy visibles y ropa excesivamente ajustada. Os sentiréis mucho más libres.

5 – Dejaros llevar

Ser vosotros mismos. Si soléis reír mucho pues hacedlo, si sois muy besucones hacedlo también. Serios, emotivos, payasos, cariñosos, mostraros tal cual sois con vuestra pareja. Es el recuerdo que os quedará.

 

Daniel Author

No description.Please update your profile.

View all post by Daniel